¿Quién soy?

YO SOY ATABEIRA

Hola! Soy Atabeira y tengo 19 años. Me encantan las bellas artes🎨, apoyo todo lo eco-amigable🌿, me encanta aprender cosas nuevas y me encanta la naturaleza! Soy actriz 🎭, escritora 🖋 y toco el ukulele. 🎸

Mis cosas favoritas son: leer 📖, ir a la playa 🏖, explorar y compartir con mis amigos. Ahora mismo estoy estudiando periodismo 🗞 y estoy haciendo una segunda concentración en drama 🎭 y trabajo para una compañía que produce productos eco-amigables🌿, veganos y libres de crueldad 🌍.

Historias

UN POQUITO DE TODO

Hola! Aquí encontrarás distintas historias cortas, poemas o reflexiones que yo misma escribo. Espero que les encanten y me cuenten sus opiniones. 🥰

Estoy Aquí

Se porque estoy aquí, ahora se cada decisión que me trajo aquí. No es como si fuera mi culpa porque se que debía hacerlo, fue su culpa totalmente. Al menos eso me solía decir, aunque para ser sincera nunca pensé así. No hasta el día de hoy.

Recuerdo cuando lo conocí, un hombre guapo, coqueto e inteligente. Él simplemente hablaba y te atrapaba con sus palabras. Nos conocimos en la universidad, una amiga me lo presentó, creo que tomaban alguna clase juntos, empezamos hablar y ambos mostrábamos interés. Comenzamos a salir y conocernos más. ¡Que hermosos aquellos días! Donde todo parecía perfecto y mágico. A veces solo quisiera viajar en el pasado y despertarme a mi misma de aquel sueño falso, en el que estaba viviendo. No es mi culpa, yo no sabía y por eso ahora estoy aquí encerrada, no puedo moverme, no puedo hablar y no puedo ver la luz del sol.

Llevábamos 5 años siendo novios y tengo admitir que él no era la persona de la cuál me había enamorado. No era que ya no mostrara interés en mi, al contrario, estaba muy atento a todo acto y casa cosa que hacía. En ese momento me parecieron irrelevantes sus actitudes, pensé todos los novios, siempre se preocupan por sus novias, se aseguraban que no les pasara nada y que estuvieran a salvo. Supongo que también le puedo echar la culpa a mi madre, siempre fue sumisa con mi padre, así que pensé que estaba haciendo lo correcto cuando él me comenzó a pedir que cambiara mi forma de vestir, cuando limitaba mis salidas con amigos, cuando iba de compras y me llamaba cada 10 minutos para saber si seguía ahí y cuando llegaba tenía que enseñarle mi teléfono. Registraba cada mensaje,llamadas, emails y todas mis redes sociales, según él asegurándose que no tuviera gente tóxica en mi vida.
Jamás pensé que llegaría este momento o por lo menos no en este preciso momento. Es un día que vivimos cada día desde que nacimos, hablamos sobre el momento y como queremos que otros lo lleven acabo cuando ocurra, sin embargo, lo menos que imaginamos es que realmente va a ocurrir. ¿O sí?

Más adelante decidimos casarnos, pensé que él estaría más tranquilo, sabiendo que sería suya para siempre. Fuimos de luna de miel, disfrutamos, pero luego volvimos a nuestra vida rutinaria en casa, donde tenía que seguir todas esas reglas que poco a poco me iban haciendo menos sentido. Recuerdo la primera vez… bueno en verdad no fue la gran cosa, puede ser que este exagerando un poco. Llegué a casa de una salida con amigas, me pidió el teléfono y le pregunte cuáles eran sus razones para hacerme esto cada día, se acerco a mi, me puso su mano en el cuello y me pidió que nunca lo volviera a cuestionar. Quedé impactada ante su comportamiento que hasta pensé dormir en casa de una amiga, pero él fue me pidió perdón y me juró que jamás volvería pasar. Le creí, le creí la segunda, la tercera y la cuarta vez y así continuó el círculo. Obviamente a este punto ya no solo se traba de jalarme el pelo o empujarme contra la pared, si no de bofetadas que me dejaban con moretones por días, me hacía faltar constantemente al trabajo y eventualmente me despidieron. La única excusa que tenía para salir la había perdido. Para él no fue un problema, dijo era mejor para mi y que no tenía inconveniente alguno en mantenerme.

Después de largos meses encerrada, un día mientras trabajaba salí, no le avisé y apagué mi teléfono. Salí con mis amigas, me sentía libre y feliz por primera vez en tanto tiempo. Ahora que lo pienso no me arrepiento, no hice nada malo, pude haberlo evitado si no hubiese salido, pero eso no justifica el porque estoy aquí. Llegué a casa bastante tarde y él se encontraba en la sala esperándome, había bebido mucho, había latas por todos lados. Cuando hago un intento de ir hacia el cuarto, me llamó, no me atreví a ignorarlo y fui directamente hacia él. Estaba muy enojado, dijo que lo estaba engañando y que él no iba a permitir eso, traté de calmarlo, pero mi último recuerdo es sonido su pistola.
Ahora estoy aquí encerrada en está caja, todos mis amigos y familiares reunidos, llorando por mi. No quise causarles dolor, debí buscar ayuda pero no sabía como y ahora estoy aquí. Entonces me tocó la muerte, sabemos que existe, hablamos de lo que queremos hacer en nuestro funeral, pero nunca esperamos que nos llegué y mucho menos sabemos como vamos a morir. Puedo empezar a oír la tierra caer sobre mi caja y como el sonido de la gente ya disminuyendo. Fui una mujer maltratada física y mentalmente y no importa quienes quieran contar mi historia nadie sabrá lo que viví ni lo que sufrí. Solo yo puedo contar mi historia, pero ya estoy muerta.

~Atabeira

Mi Break

¡Hola! Con nuestro podcast podrás tomarte un break de la vida ajetreada que todos llevamos. ⏸❤️

✨Este es lugar seguro. Libre de prejuicios y de discrimen. ✨

✨Es importante mantener nuestra mente abierta porque aquí vamos a: aprender, crecer, aceptarnos y ayudarnos mutuamente. ❤️⏸🧠

~Ata y Wi

OH HEY, FOR BEST VIEWING, YOU'LL NEED TO TURN YOUR PHONE