¡Mi espacio, tu espacio!

Mi fin es animarte a amar más su Palabra. Creo firmemente que ella, es el medio suficiente e infalible que Dios usa para transformarnos y hacernos más como Cristo.
¡Para servirte!
Heidi Chávez🌿

Toda Escritura es inspirada por Dios y útil para enseñar, para reprender, para corregir, para instruir en justicia, a fin de que el hombre de Dios sea perfecto, equipado para toda buena obra.
2 Timoteo 3:16‭-‬17 NBLA
https://bible.com/bible/103/2ti.3.16-17.NBLA

¡Bienvenida!

¡Hola, soy Heidi, gracias por estar aquí!
Para contarte un poco sobre mi. Nací en Perú, tengo 30 años. Felizmente casada con mi mejor amigo, desde el 6 de Diciembre del 2014. Vivo en Argentina hace más de 5 años. Estudié la carrera de Canto, Teología básica, y Diseño Gráfico básico.
Soy seguidora de Cristo.
Ahora, ¿Porqué este sitio?
El Señor ha puesto en mi corazón, el deseo de crear este espacio, con el fin de plasmar en el, todas las verdades espirituales, que por medio de su Palabra Él me viene enseñando, y como han tenido ese efecto transformador en mí, y en mi vida Matrimonial. ¡El Señor ha sido bueno y fiel!

Es mi deseo con cada diseño, escrito y testimonio compartido, animarte a amar más su Palabra, ella nos revela a Cristo, de principio a fin, y es en Él que necesitamos fundar y arraigar nuestras vidas.
Todo se trata de la Persona y Obra de Cristo, que por medio de la fe, hemos llegado a conocer y creer.
Porque Dios nos escogió en Cristo antes de la fundación del mundo, para que fuéramos santas y sin mancha delante de Él.
En amor nos predestinó para adopción como hijas para sí mediante Jesucristo, conforme a la buena intención de Su voluntad, para alabanza de la gloria de Su gracia que gratuitamente ha impartido sobre nosotros en el Amado.
Efesios 1:4‭-‬6 NBLA
https://bible.com/bible/103/eph.1.4-6.NBLA

Y ahora que estamos en Cristo, ya nada nos hace falta, estamos Completas en Él.

Porque toda la plenitud de la Deidad reside corporalmente en Él, y ustedes han sido hechos completos en Él, que es la cabeza sobre todo poder y autoridad.
Colosenses 2:9‭-‬10 NBLA
https://bible.com/bible/103/col.2.9-10.NBLA

¡No te escondas más!

Cuando desobedecemos a Dios, intentamos escondernos de Él, para encubrir nuestro pecado. Es lo que Adán y Eva hicieron después que pecaron.
Dice el versículo 8, de este mismo capítulo 3 de Génesis:
"Y oyeron al Señor Dios que se paseaba en el huerto al fresco del día. Entonces el hombre y su mujer se escondieron de la presencia del Señor Dios entre los árboles del huerto".

Ante la vergüenza y la culpa por haber pecado contra Dios, el hombre y la mujer trataron de evadir esa responsabilidad y se escondieron. Y eso hace todo el mundo hoy en día, evade a Dios de todas las formas posibles, y eso mismo hemos tratado de hacer nosotras en muchas ocasiones. Hay esa tendencia a la autojustificación y la evación de responsabilidad frente a nuestro propio pecado, si esto aún persiste en nosotras, en nuestro corazón, inevitablemente continuamos en esa lucha, lo puedo ver en mí misma.
Se nos olvida que todo es conocido por Dios, aunque tratemos de ocultarlo o hacer como si nada pasó.
Es imposible esconderse de un Dios Omnisciente y Omnipresente. Es decir, que todo lo sabe y conoce, y uno que está en todo lugar. ¡No hay nada desconocido para Él! ¡Ni lugar donde Él no pueda llegar, como para correr a escondernos!
Reconocer nuestro pecado, dejar de escondernos, y correr hacia Él por ayuda, es lo que necesitamos hacer. Recordemos que Dios a través de Cristo nos ha otorgado la gracia para el oportuno socorro. Dios a través de Cristo nos quitó y eliminó por completo la vergüenza y culpabilidad que nos acechaba y controlaba. Dios a través de Cristo, nos extendió perdón y fuimos salvadas. ¡Si! En Cristo podemos al fin ser verdaderamente libres del pecado. Él es nuestro refugio seguro en momentos de debilidad, y podemos correr a Él con toda confianza de que nos recibirá.
Por tanto, ahora no hay condenación para los que están en Cristo Jesús, los que no andan conforme a la carne sino conforme al Espíritu.
Romanos 8:1 NBLA📖🌱
https://bible.com/bible/103/rom.8.1.NBLA

No confíes en tu corazón

Más engañoso que todo es el corazón,

Y sin remedio;

¿Quién lo comprenderá?

Yo, el Señor, escudriño el corazón,

Pruebo los pensamientos,

Para dar a cada uno según sus caminos,

Según el fruto de sus obras.

Jeremías 17:9‭-‬10 NBLA📖🌱

https://bible.com/bible/103/jer.17.9-10.NBLA

Muchas veces nuestro corazón nos tiende trampa. La maldad que hay en él pasa desapercibida ante nuestros ojos, al punto de vernos ¡Mucho mejor de lo que realmente somos!

Pero Dios, quien realmente nos conoce, nos recuerda quienes somos en verdad, totalmente pecadoras.

No hay nada bueno en mí, no hay nada bueno en tí (Romanos 3:10-12).

Podemos llegar a engañarnos a nosotras mismas, pero a Él no podemos engañarle.

Y hay algo maravilloso aquí, que quiero que recordemos juntas. Que Dios sabiendo quienes somos en verdad, vil pecadoras, nos amó.

Romanos 5:8 dice:

Pero Dios demuestra su amor para con nosotros, en que siendo aún pecadores, Cristo murió por nosotros.

Romanos 5:8 NBLA📖🌱

https://bible.com/bible/103/rom.5.8.NBLA

En su gracia salvadora Él nos eligió, no porque seamos buenas, si no que lo vil y lo menospreciado del mundo escogió Dios.

Si no hubiese sido por Él, por su sola Gracia, no estaríamos hoy aquí, ni seríamos lo que somos ahora. Dios, quien nos salvó, Él mismo nos está santificando cada día, por medio de su Palabra, a través de su Espíritu que mora en nosotras.

Por eso, en vez de confiar en nuestro pecaminoso corazón, confiemos en el Señor que nos ama a pesar de lo que somos, y nos está perfeccionando cada vez más conforme a Cristo, para su Gloria.

Estoy convencido precisamente de esto: que el que comenzó en ustedes la buena obra, la perfeccionará hasta el día de Cristo Jesús.

Filipenses 1:6 NBLA📖🌱

https://bible.com/bible/103/php.1.6.NBLA

"No puedes evitar que los pájaros vuelen sobre tu cabeza, pero si que hagan un nido en ella" Martín Lutero

Escuché esta frase hace mucho tiempo, y hoy la volví a escuchar. Esto me recordó que es imposible evitar que los malos pensamientos lleguen a nuestra mente, pero lo que si podemos evitar es que estos pensamientos hagan su hogar en nuestro corazón. Cuando estos malos pensamientos lleguen, necesitamos confrontarlos con su Palabra, con la verdad de Dios. Y no se tú, pero a mí me sigue costando mucho, algunas veces más que otras, pero al final sigue siendo mi lucha constante.
El pecado vive en nuestro corazón. Y quiero que revisemos y recordemos juntas ¿qué dice la Biblia de nuestro corazón? ¡Es engañoso!

»Más engañoso que todo es el corazón, Y sin remedio; ¿Quién lo comprenderá?
Jeremías 17:9 NBLA📖🌱
https://bible.com/bible/103/jer.17.9.NBLA

Y no solo eso, fijate que dijo Jesús de nuestro corazón y que es lo que realmente nos contamina.
Porque de adentro, del corazón de los hombres, salen los malos pensamientos, fornicaciones, robos, homicidios, adulterios, avaricias, maldades, engaños, sensualidad, envidia, calumnia, orgullo e insensatez. Todas estas maldades de adentro salen, y contaminan al hombre».
Marcos 7:21‭-‬23 NBLA📖🌱
https://bible.com/bible/103/mrk.7.21-23.NBLA

Nuestro corazón se manchó por el pecado, y eso es un problema que no podemos erradicar por nuestra cuenta. Sólo el Señor puede ayudarnos. En su maravillosa gracia Él ha realizado una "cirugía": Nos quitó el corazón de piedra y nos dió uno de carne, en el cual ha escrito su Ley. Limpiarlo entonces es nuestro deber cada día. Pongamos toda nuestra atención, pensamiento y confianza en su Palabra. Ella tiene el poder para discipar todo mal pensamiento, y mentira que quiera venir y hacer morada en nuestro corazón. ¡Que su gracia nos baste en tiempo de debilidad!

Es mi oración que su Palabra sea el ancla de nuestro corazón, esa lumbrera para nuestro camino.

¡No nos engañemos!

¡No nos engañemos!
Cada vez que nos exponemos a su Palabra, sin duda habrá un efecto que producirá en nosotras ¡Seremos transformadas!
Entonces nos podemos preguntar ¿porqué pasa tanto tiempo y seguimos siendo las mismas?
¿A caso la biblia no es lo suficientemente eficiente para transformarme?
La respuesta a esto, es la siguiente.
El problema no radica en la Palabra de Dios, si no, en nuestro propio corazón.
La Palabra de Dios es infalible, es inerrante, porque así mismo es Aquél quien ha hablado, y nos la ha revelado.
Nuestro corazón en cambio esta manchado por el pecado, es engañoso, y para nada confiable.
Debemos pedir al Señor nos examine cada día, y nos muestre, cuales son aquellas cosas que nos están impidiendo dejarnos moldear y transformar por Él. Muchas veces hay orgullo, y necedad en nosotras, y eso nos impide reconocer nuestras falencias, nuestro pecado mismo, por ende nuestra necesidad de Él.
Mi hermana ¡tenemos que rendirnos! No hay otra manera.
Es mi oración que por medio de su Palabra, y el poder de su Espíritu, el Señor nos convierta en hacedoras y no tan solamente en oidoras de su Palabra.

Sean hacedores de la palabra y no solamente oidores que se engañan a sí mismos. Porque si alguien es oidor de la palabra, y no hacedor, es semejante a un hombre que mira su rostro natural en un espejo; pues después de mirarse a sí mismo e irse, inmediatamente se olvida de qué clase de persona es. Pero el que mira atentamente a la ley perfecta, la ley de la libertad, y permanece en ella, no habiéndose vuelto un oidor olvidadizo sino un hacedor eficaz, este será bienaventurado en lo que hace.
Santiago 1:22‭-‬25 NBLA
https://bible.com/bible/103/jas.1.22-25.NBLA

¡Por nada estén afanosos!

En este tiempo de aislamiento momentáneo, la preocupación, el afán, están a la puerta. Entonces ¿Qué haremos?

Te quiero compartir algunas verdades bíblicas, que me han ayudado en este tiempo, y cada vez que me veo invadida por ellas. Ellas han sido el antídoto para contrarestrar todo sentimiento de temor, y todo pensamiento de preocupación.

Aquí están:

Por nada estén afanosos; antes bien, en todo, mediante oración y súplica con acción de gracias, sean dadas a conocer sus peticiones delante de Dios. Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, guardará sus corazones y sus mentes en Cristo Jesús.

Filipenses 4:6‭-‬7 NBLA
https://bible.com/bible/103/php.4.6-7.NBLA

Por lo demás, hermanos, todo lo que es verdadero, todo lo digno, todo lo justo, todo lo puro, todo lo amable, todo lo honorable, si hay alguna virtud o algo que merece elogio, en esto mediten. Lo que también han aprendido y recibido y oído y visto en mí, esto practiquen, y el Dios de paz estará con ustedes.

Filipenses 4:8‭-‬9 NBLA
https://bible.com/bible/103/php.4.8-9.NBLA

Algo para recordar juntas:

El Poder viene del Señor, y es Él quien vence todas nuestras imposibilidades. ¡Abandónate en sus brazos!

Su gracia es suficiente, y debe bastarnos en tiempo de debilidad.

¡Somos invitadas todo el tiempo, a confiar y descansar en Él!

Que la Paz del Señor, sea contigo☁️

¡Gózate!

¿Quién recuerda los exámenes o pruebas académicas?
Ese momento donde el Maestro sometía a prueba nuestros conocimientos, nuestro avance en la materia que fuere. La nota final, sería el resultado de nuestra comprensión.
Así mismo en nuestro caminar como creyentes, en la materia de nuestra fe, es necesario que el Señor nos ponga a prueba. Dios permite las pruebas en nuestra vida con el propósito de probar y aumentar la fortaleza y calidad de nuestra fe, para demostrar su validez.
A nuestros ojos, nuestro corazón es totalmente engañoso, solo Dios lo conoce realmente; Él ve más profundo, mira nuestras verdaderas intenciones, motivaciones y máximos anhelos. Por eso es necesario que por medio de las pruebas nos revele lo que estamos necesitando.

¡Gózate! Si, yo sé que naturalmente eso es imposible, porque no nos gusta ser probadas. Pero entonces ¿Qué haremos?, debemos comprometernos con la Obra que nuestro Señor está haciendo en nosotras, el de santificarnos cada día, para hacernos más como Cristo. Ese compromiso, mantendrá en nosotras una buena actitud frente a las pruebas, y en vez de quejarnos o tratar de evitarlas, daremos gracias a Dios, por lo que está haciendo, pero también por su fidelidad, porque Él no nos dejará ni por un instante, Él nos seguirá sosteniendo en medio de ellas y nos dará consigo la salida.
Por otro lado, si nos ha faltado Sabiduría en algunas áreas, pidámosle al Señor, su Palabra dice que Él nos la dará abundantemente, y sin reproche alguno.
La esperanza y seguridad que tu y yo tenemos, es que si Dios fue quien nos escogió y llamó para Salvación, Él mismo nos guardará hasta el final.

Tengan por sumo gozo, hermanos míos, cuando se hallen en diversas pruebas, sabiendo que la prueba de su fe produce paciencia, y que la paciencia tenga su perfecto resultado, para que sean perfectos y completos, sin que nada les falte. Y si a alguno de ustedes le falta sabiduría, que se la pida a Dios, quien da a todos abundantemente y sin reproche, y le será dada.
Santiago 1:2‭-‬5 NBLA
https://bible.com/bible/103/jas.1.2-5.NBLA

Tu mensaje aquí

¡Platiquemos!

OH HEY, FOR BEST VIEWING, YOU'LL NEED TO TURN YOUR PHONE