Coaching Espiritual

Tati Ruesta

Abogada de profesión, psicóloga de corazón. Escuchar y ayudar a otros a resolver sus problemas, siempre ha sido mi pasión.

El derecho me permitió ejercer mi vocación, pero mi inquietud por la vida misma, su sentido, propósito y razón, desvío mi atención.

No entendía cómo a pesar de hacer todo lo que se suponía estaba destinada a ser, mi vida carecía de sentido. No importaba si ganaba o perdía, pasado el momento, la sensación era la misma.

Así fue que decidí pasar del estudio del ordenamiento jurídico, al estudio de las leyes y principios espirituales que nos rigen como humanidad.

Conociendo sobre ese otro ordenamiento, e integrándolo a mi vida, fue que finalmente comprendí la razón de mi propia existencia y de la humanidad entera.

En este camino descubrí, que todo vacío puede ser llenado, que toda pregunta tiene su respuesta, que la felicidad y plenitud verdadera sí existe y que puede ser constante y duradera.

Sólo tenemos que saber el funcionamiento de las leyes espirituales, y aplicarlas en consecuencia.

Sé la Causa y no el Efecto de tus Circunstancias  —

¿Qué es ser Causa?

Vivimos bajo el sistema de Causa y Efecto, el cual nos explica que todo lo que sucede es el efecto de algo que lo causó.

Bajo este sistema, si queremos un árbol de naranjas, debemos sembrar semillas de naranja. Si en lugar de naranjas, obtenemos manzanas es porque no sembramos la semilla correcta.

En el mismo sentido, todas las circunstancias que nos rodean, favorables o adversas, son el efecto de una causa. Esa causa somos nosotros mismos.

Si en lugar de esperar que las cosas pasen, nos vamos a la raíz de la causa y trabajamos en ella, vamos a poder obtener todos los resultados que realmente deseamos.

Ser causa signfica, asumir la responsabilidad de nuestra propia existencia, generar los cambios que necesitamos y deseamos, convertirnos en parte activa de la vida y no una simple consecuencia.

Siendo Causa, vamos a poder descubrir nuestro verdadero propósito y misión de vida, y con ello, ser los causantes de que todo el caos, dolor y sufrimiento que hay en el mundo, desaparezca.

¿Quieres empezar a ser causa?

¿Cómo puedo ayudarte?

Entendiendo el funcionamiento del sistema espiritual, vamos a poder detectar todas aquellas semillas, que por desconocimiento, erróneamente hemos plantado.

Aplicando las herramientas espirituales que este sistema nos ofrece, vamos a poder cambiar esas semillas, plantar las correctas, y con ello, lograr manifestar todo aquello que realmente estamos buscando.

Integrando este sistema espiritual a nuestra vida, encontraremos el verdadero sentido y propósito de nuestra existencia y la magia que hay en ella.

Es nuestra ceguera espiritual y el poco entendimiento de la vida misma, lo que nos hace experimentar carencias, miedos, desafíos y confusiones.

A través de un verdadero trabajo espiritual, de conocimiento y práctica, en lo cotidiano, vamos a poder llenar cualquier vacío, y habitar en la plenitud constante y verdadera.

Contactame para más información

Servicios

Programa especial de Coaching Espiritual

He diseñado un programa de 5 Sesiones teórico/prácticas, en el cual aprenderás:

▪️Las leyes y principios espirituales básicas que rigen nuestra existencia y cómo aplicarlas a tu caso en concreto.
▪️Herramientas espirituales que te ayudarán a integrar y formar parte consciente del sistema espiritual.
▪️Autoconocimiento del viaje de tu alma
▪️Guía práctica para descubrir y alinearte con tu propósito y misión de vida e integrarlo a todas las áreas de tu vida.
▪️Estrategias para conseguir metas y vencer los desafíos
▪️Estrategias para tomar control en las circunstancias adversas.

Al finalizar el programa contarás con todo el conocimiento básico y herramientas prácticas que necesitamos, para poder experimentar la vida desde otra perspectiva, eliminar los miedos y el sufrimiento, romper bloqueos y derrumbar las barreras que nos separan de nuestra felicidad verdadera.

Click aquí para más información

¿Quieres una Asesoría gratuita?

Escríbeme y lo agendamos

PODCAST

Nuevo Podcast Sé Causa

OH HEY, FOR BEST VIEWING, YOU'LL NEED TO TURN YOUR PHONE