¿Perra?

Te odio, amor.

MIRA, PERRA. SOY YO, TU PRECIOSO NOVIO.

He estado viendo videos sobre esto, ¿sabes? Realmente no sabía de qué manera crear un link directo. Entré a enlaces llenos de virus que me llevaban a una supuesta página para crear tu propia galería de cartas Y ERA UNA PUTA MENTIRA. Me comí todos los virus por ti, ¿qué mejor muestra de amor que esa, perra?

Esta mierda es tan rara, porque es la primera vez que supe al instante que sucedía algo contigo y no acostumbro a empatizar con las emociones ajenas, aún así sentí la necesidad de hacer algo por ti.

AYÚDAME, ¿qué se supone que haga? Debería hablar de mis preciosos sentimientos por ti, quizás.

Es difícil escribirte porque a veces temo sonar demasiado cursi o demasiado seco, pero a la mierda, eso no es importante.
No voy a negar el hecho de que por un momento me arrepentí de haberte pedido salir conmigo de la manera en la que lo hice. Generalmente las personas esperan citas lujosas y muchas otras cosas, aunque esa no es mi manera de pedir algo cuando realmente lo quiero. Creo que eso es lo de menos, me importa más lo que nos vayamos a brindar cada uno en la relación que la manera en la que te pida salir. Lamento si esperabas otra cosa, pero dejando eso de lado, ya me tienes contigo para molestarme todo el tiempo que necesites cuando te sientas de lo peor.
En efecto, secretamente deseo ser eso que te haga sentir bien cuando estés atravesando un momento incómodo. A veces no tendré respuestas para todo, pero yo sé escuchar, por muy terco que sea a veces.

No quiero pretender ser un romántico y toda esa mierda, pero inevitablemente a veces sólo me gustaría hablar de muchas cosas que nos involucran a ti y a mí en un mismo sentimiento. Hablar del amor sobre nosotros es demasiado rápido teniendo en cuenta el poco tiempo que llevamos en conocernos, y supongo que se trata de eso, cada vez puedo saber más de esta perra loca. No puedo afirmar con certeza que sea amor, ya que definir el sentimiento sería limitar todas las emociones que abarca cuando estoy contigo.
Lo único que tengo claro es que, desde que entraste en mi vida, la revolucionaste. Hasta entonces, mi forma de entender el cariño se había limitado a lo que se muestra en las películas y se lee por ahí, o quizás menos. Pero cuando comenzamos a conocernos y molestarnos, me di cuenta de que el sentimiento de comodidad, cuando es de verdad, es muy diferente. Ese amor romántico y tradicional no nos hace justicia; no es real ni suficiente. Me has enseñado que el confort es sinónimo de afecto y pasión, pero sobre todo de confianza. Sé que no necesitas estar conmigo, así como yo no necesito estar contigo tampoco. Y precisamente lo que hace que nuestra relación extraña sea tan grande es que, aunque no la necesitemos, ambos la queremos. O al menos yo realmente lo deseo.

Es extraño y no lo negaré. Las parejas de la actualidad tienden a demostrarse el cariño constantemente de forma directa y con palabras, aunque yo no acostumbro a ello. Podría molestarte todo el día sólo para tratar de buscar una reacción en ti cuando noto que las cosas no van como te gustaría, y creo que esa es mi forma de querer. Ser consciente de que no te sientes bien pero intentar que eso cambie.

Justo ahora no puedo evitar pensar en muchas cosas. Verte en ese estado me pone muy inquieto y trato de buscar maneras de que acabe lo que sea que te esté frustrando.
Quiero ser el tipo de persona para ti que se comprometa a ayudarte a avanzar en muchos aspectos de tu vida, Dylan. Aunque eso implique mucho esfuerzo, estaría dispuesto a aceptarlo.

Recordé cuando ese chico te siguió y comenzó a espiarte y tacharte de infiel. Muy en mi interior temí que eso pudiera ocasionar que me dejaras por las acciones incoherentes de alguien más y no dormí bien esa noche.
Yo no privaría a nadie del simple placer de tener amistades, sé muy bien que eres lo suficientemente maduro como para saber qué hacer con ellas.
Lo único que me preocupará de tus amigos es que no sean los correctos para ti, perra. Porque no sólo espero que encuentres comodidad en mí, sino en ellos también. Prefiero muchas veces verte rodeado de personas que influyan en ti de manera agradable.

¿Sabes? He estado haciendo muchos dibujos para ti, aunque probablemente no te muestre ni la mitad de ellos.

A continuación una lista de algunas cosas que deberíamos hacer.

1. Hacer paracaidismo.
2. Golpearnos en una estación de tren abandonada y luego joder como locos.
3. Amar a Stefan.
4. Bañarnos, en especial tú. Apestas.
5. Adoptar una mascota. (Un loro, por favor.)
6. Comprarnos una casa frente al mar. Ahí tengo más posibilidades de ahogarte cuando me irrites demasiado.
7. Visitar un zoológico. Es lo ideal ir a conocer a tus parientes.
8. Ir a un parque de diversiones y aventarte de algún juego extremo.
9. Besarnos todo el día en la cama.
10. Cortar tus cabellos y venderlos al mercado negro para que las personas hagan brujería con ellos.

YA, ME CANSÉ. MUCHO POR HOY.

Stefan se va.
Stefan desaparece.
Stefan ya no está.
Stefan simplemente te adora demasiado, perra.

OH HEY, FOR BEST VIEWING, YOU'LL NEED TO TURN YOUR PHONE